En la clase de hoy analizamos todos los modelos de enseñanza de la educación artística anteriormente explicados, con sus ventajas e inconvenientes.

Tras ver dichas ventajas e inconvenientes, no consigo posicionarme específicamente en alguno de los modelos, comparto un trocito de las ideas que expone cada uno. Considero que en el dibujo hay que haber nacido con algo de destreza para, con la preparación necesaria, llegar a ser lo que se considera un “dibujante/pintor profesional” que domine por igual tanto la elaboración del dibujo en cuestión, como que posteriormente pueda entender obras de otros artistas o hasta las suyas propias.

En el caso de que yo fuera profesor de educación artística en niños de primaria, me vería obligado a dejar que se expresaran libremente dentro de los márgenes de trabajo que les diera; nunca obligándoles a realizar obras propias de personas que doblan la edad y preparación. Nunca se sabe si al niño al que se le dice que lo está haciendo mal, le estás en verdad cortando las alas en cuanto a un nuevo estilo de arte futura.

Por último decir, que doi más importancia al comprender que al hacer, en mi caso pienso que no me serviría de nada saber dibujar/fotografíar/construir… muy bien, si no entiendo el objeto de mi obra y me limito simplemente a actuar de forma robótica o como un mono.

¡Un saludo!

Anuncios